Nuevas Franquicias

10 cambios que ha generado el autoempleo

Tanto por necesidad como por oportunidad el autoempleo ha sido esa vía de escape para muchos emprendedores que han visto la oportunidad de operar en un mercado que le gusta y de convertirse en su propio jefe. El emprendimiento y el autoempleo han cambiado nuestra forma de trabajar, de organizar nuestros proyectos empresariales y de proyectar una empresa.

El emprendimiento ha generado una serie de cambios que han modificado el punto de vista que tenemos del trabajo y ha posibilitado que:

1-. Emprender tenga sentido: a pesar de la mala situación económica, de la trabas burocráticas y de los problemas sociales, el autoempleo ha funcionado para muchos emprendedores que han encontrado, gracias a él, su acceso al mercado laboral.

2-. Emprender es un bucle: los autoempleados que han tenido éxito con sus proyectos, dan su apoyo a los nuevos emprendedores a través de charlas o debates. Lo hacen para que se mantenga la tendencia y sobre todo para descubrir nuevos proyectos interesantes en los que invertir.

3-. Las empresas apoyan este cambio: mediante cursos de asesoría las empresas consolidadas en el mercado aconsejan y ayudan a los nuevos autoempleados, para que estos sepan gestionar las dificultades con las que se van a encontrar en el mercado. A estas se suman también las entidades financieras que apuestan por ofrecer programas de apoyo económico.

4-. Un cambio en los curriculums: los negocios no son nunca estables y con ellos se puede fracasar o tener éxito. En cualquiera de los casos el currículum de un emprendedor estará lleno de entradas y salidas de proyectos y no de organizaciones.

5-. Políticas públicas: el Estado se ha sumado a esta campaña para incentivar el autoempleo realizando diferentes políticas tanto de formación como de financiación, aunque todavía quedan muchas trabas que eliminar.

6-. Se ha producido una combinación entre las industrias creativas y los sectores que han originado nuevas formas de trabajar y nuevos mercados.

7-. La digitalización y la globalización son un inmenso mercado y un contexto perfecto para desarrollar nuevas actividades empresariales y las apps nos lo demuestran cada día.

8-. Emprendimiento social: cada vez son más los proyectos empresariales que nacen con un fin social, ya sea como una actividad particular o como el complemento de una.

9-. Se ha reinventado la figura del empresario que tenía una connotación negativa y cada vez se asocia más a la persona que realiza un proyecto empresarial nuevo e innovador.

10-. Incorporación a la enseñanza: es un proceso muy lento pero poco a poco se van inculcando conocimientos y aptitudes del emprendimiento en el mundo de la enseñanza.