Nuevas Franquicias

4 cambios fiscales para los autónomos en 2016

Los trabajadores por cuenta ajena tendrán que volver a adaptarse en este 2016 a una serie de cambios fiscales, que les afecta directamente en cuanto a la forma de trabajar que realizaban en 2015; son 4 cambios fiscales.

Los cambios fiscales a los que los trabajadores autónomos tendrán que adaptarse en el curso de su actividad de 2016 son:

1-.Cobros por nómina de socios trabajadores

En este nuevo año se hace preciso que la compañía den de alta como autónomos a los socios, cuando el rendimiento producido por los mismos proceda de una actividad económica realizada a favor de la empresa.

Asimismo podrán registrarse como autónomos los socios que vayan a trabajar para sociedades dedicadas a la prestación de servicios profesionales, es necesario señalar que las actividades de administración y consejería verán reducida la retención del 37 al 35%, pudiéndose acoger a todos los beneficios que ofrece la nueva ley de emprendedores.

2- Límites en gasto de atención a clientes

Por primera vez se impone un límite de gasto en cuanto a la atención al cliente, solo se podrá realizar una inversión de un 1% de la cifra de negocio; en caso de superar el límite los autónomos tendrán un sobre-coste en los gastos no deducibles.

3-. Amortización de autónomos

En este 2016 los trabajadores por cuenta ajena podrán desgravar hasta un 50% de los gastos relacionados con su actividad; para ello debe estar vinculado a la actividad que realice profesionalmente y debe esta justificada.

Esto será un problema para los autoempleados que trabajen en su casa, ya que resulta bastante complicado separar los gastos del teléfono, electricidad o agua.

4-. Modificación del sistema de nódulos

El nuevo sistema implantado en 2016 hace que la Agencia Tributaria establecerá una cuota u otra dependiendo de la potencia eléctrica contratada, del tipo de actividad o el tamaño de la empresa; además este año se reduce el mínimo de empresas que pueden acogerse a este sistema y se disminuirá (también) el límite de ingresos de 450.000 a 250.000€.

No obstante hay que señalar que los trabajadores por cuenta ajena que emitan facturas con rendimientos por encima de los 225.000 tampoco podrán beneficiarse, al igual que las empresas dedicadas al sector de la artesanía, madera, industria agroalimentaria y construcción.