Nuevas Franquicias

4 emprendedores menores de 20

Su edad no supera los 20 años pero su ingenio y su capacidad para emprender supera a la de emprendedores con edades muchos más altas. Son jóvenes emprendedores que montaron su empresa siendo menores de edad cuyo objetivo no es solo hacer dinero, si no cambiar el mundo donde viven.

1-. Asia Newson empresaria con 13 años

Tenía 5 años cuando sintió la llamada del emprendimiento y montó con la ayuda de su padre su propio negocio en el que vende las velas artesanales que ella misma fabrica.

Pero Super Business Girl, ese es el nombre de la empresa de Asia Newson, no solo es una fábrica de velas, sino que tiene la misión “reconocer el potencial de cada niño y desarrollarlo de forma segura para que puedan sacar el máximo rendimiento de su talento individual”.

Esta misión de cambiar el futuro de los niños se debe a la violencia y a los conflictos que Asia Newson ha visto en su ciudad natal, Detroit, y espera que con su historia y con Super Business Girl ayudar a mantener a los jóvenes fuera de estas situaciones.

2-. Cesare Caditti creador de una start-up con 16 años

Lo que Cesare Caditti deseaba con todas sus fuerzas desde que tenía 8 años era tener una impresora 3-D y se la pidió a sus padres todos los días durante un año, método que no le fue efectivo, porque sus padres nunca se la compraron. Pero Cesare no se dio por vencido y decidió pedirle a sus padres las piezas que necesitaba para montar una impreso 3-D, tras de 8 meses ya la tenía montada y 6 meses más tarde, funcionaba.

Con 16 años él montó e hizo funcionar una impresora 3-D, y desde entonces no ha parado de buscar nuevos proyectos que construir. Creó su propia star-up, Kais, participó en un acelerador de star-up donde ha conseguido cumplimentar todo lo necesario para sacar el proyecto a la luz, venderlo y buscar otro nuevo objetivo.

Este emprendedor anima a los otros jóvenes a que encuentren algo que les apasiones y que cuando lo encuentren persigan ese sueño.

3-. Flynn Mcgarry chef con 17 años

A los 10 años Flynn Mcgarry se cansó de comer la comida que preparaban sus padres y decidió probar a hacer las recetas de un libro de alta cocina que le compró su madre. Él no sabía nada de la alta cocina, ni de las estrellas Michelin, ni de los restaurantes de lujo pero se puso manos a la obra.

Convirtió su habitación en un laboratorio de cocina, el comedor familiar en un restaurante y los amigos y familiares en comensales. Su fama creció, su técnica mejoró y ahora es uno de los grandes nombres en el mundo de la cocina.

Ha trabajado con grandes chefs y en los mejores restaurantes de Estados Unidos, ha conseguido las 3 estrellas Michelin con su restaurante pop-up Eureka, que tiene el nombre de la calle donde se crió, donde el menú alcanza los 160 dólares.

Flynn Mcgarry es un joven de 17 años con una cocina a su cargo donde trabajan para él cocineros que le doblan la edad y que tiene más experiencia. Asegura que la clave para que todo funcione en la cocina es él busca aprovechar los conocimientos de sus trabajadores de la mejor forma, permitir que expresen sus ideas y poder sacar el mejor plato.

4-. Tiffany Zhong Gestora de inversiones con 19 años

19 años y cientos de millones de dólares a su cargo. Tiffany Zhong lo tenía claro desde que era pequeña, ella quería ser emprendedora, al igual que sus padres. A los 15 años utilizó Twitter para crear contactos, a los que no les decía su edad, contactaba con ellos para hacerles preguntas, que publicaba en una revista que creó mientras estaba en el instituto. Poco después Binary Capital le pidió que trabajara con ellos.

A Tiffany Zhong siempre le interesó la tecnología y el emprendimiento, y ha conseguido hacer de ellos su futuro. Actualmente trabaja con un fondo de inversiones de 125 millones de dólares y que tiene como socios fundadores a los inversores de Snapchat, Instagram, Twitter…

Su edad no le ha impedido crecer en el mundo de los negocios, de hecho ese es su valor añadido: moverse tanto en el mundo de los adultos como en el de los jóvenes.