Nuevas Franquicias

4 Pasos para potenciar tu marca en las facturas

Las personas que están a cargo de pequeños negocios suelen estar muy pendientes y centrados en un solo objetivo, sacar adelante su empresa y conseguir beneficios de su actividad. Pero estos autoempleados suelen olvidar que los pequeños detalles marcan la diferencia y que en un factura también se puede hacer marketing.

Una factura es un documento, una prueba que justifica la compra-venta de un producto o un servicio, y es un papel que el cliente va a leer con atención y que va a guardar. Por lo tanto puede ser un escrito donde dejar constancia de la marca de una empresa.

Diseñar una factura única y exclusiva de tu negocio es un proceso rápido con el que conseguirás hacer publicidad, potenciar tu marca, consolidar tu imagen y diferenciarte de tus competidores. Son los pequeños detalles los que marcan la diferencia y es la diferencia lo que te lleva al éxito.

Hay 4 formas o maneras que te pueden ayudar a diferenciar tu factura y potenciar tu marca:

1-. Diseña tu factura

En este paso es importante que no te des por satisfecho, solo colocando el logo de tu empresa –que debe estar presente-. Es importante que prestes atención al encabezado ya que será la primera parte de la factura que vea el cliente, utiliza elementos visuales, una tipografía atractiva y color; pero procura que no se convierta en un diseño estridente y feo que canse o cause rechazo.

2-. Sincronía entre los elementos

El color de las letras, el logo o cualquier otro elemento debe estar en sincronía con la marca, procura que el cliente sepa reconocer tu marca simplemente ojeando la factura.

Todos los elementos adicionales que incluyas en la factura deben potenciar la imagen y no confundir al cliente. Además procura también una sincronía de tamaño entre los diferentes elementos.

3-. Buena organización

De nada sirve un buen diseño de una factura, si luego los elementos que incluyes no son perfectamente legibles y no están perfectamente organizados. Es imprescindible que organices y desgloses todos los elementos de tu factura perfectamente, haciendo que el resultado final sea total y absolutamente comprensible.

4-. Personaliza el mensaje

Nadie quiere ser tratado como un número más o recibir un mensaje impersonal. Procura dirigir cada factura a cada cliente, dándole un trato único y especial que haga que se sienta cómodo y que vuelva a contratarte la próxima vez.

Son 4 pasos que son simples, pero que son una tarea difícil debido a la gran cantidad de tipologías y colores que podemos explorar y utilizar, pero una vez que consigas el diseño que más se amolde a ti y a tu empresa, lo demás es cuestión de práctica.

Además actualmente existen en el mercado multitud de programas de facturación y contabilidad que te ayudarán a diseñar una factura única, que refleje el esfuerzo y tiempo que dedicas a tu empresa.