Nuevas Franquicias

5 Claves del proceso de fiscalidad en el registro de una franquicia

El Real Decreto 201/2010 de 26 de febrero es la ley que regula en España el ejercicio y la actividad comercial del sistema de la franquicia, al igual que es la que regula toda la información y los datos obtenidos mediante el registro de franquiciadores.

El proceso de fiscalidad en el registro de una franquicia entraña una serie de procesos y pasos que los emprendedores deberían conocer antes de comenzar con el proceso:

1-. Todas las franquicias que operen en España deben estar inscritas en el Registro de Franquiciadores. Es un organismo que depende de la Dirección general de Política Comercial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

2-. La fiscalidad de la franquicia dependerá de la forma societaria del franquiciado.

3-. Si el franquiciado es un empresario individual, se podrá deducir el canon abonado por el franquiciado en la Declaración de la Renta.

4-. Si el franquiciado es una empresa jurídica, el canon tendrá la opción de poder deducirse mediante el Impuesto de Sociedades.

5-. Para inscribirte en el Registro de franquiciadores deberás cumplimentar un formulario en el que se te pedirán los siguientes datos:

- La Razón social o el nombre de la empresa, los datos de la inscripción en el Registro Mercantil y el número de identificación fiscal.

- La denominación de los derechos de propiedad intelectual que permite el traspaso de know-how de franquiciador a franquiciado, en el que se especifica los recursos necesarios y la duración de dicho acuerdo.

- Una descripción o memoria en el que se explique: la actividad de la franquicia, el número de franquiciados, el número de establecimientos, los lugares donde este presente, los franquiciados que hayan dejado de operar en la red, el número de establecimientos franquiciados y establecimientos propios…

- No será necesario presentar, ni realizar ningún trámite de constitución bastara con presentar la firma del contrato mercantil, siempre y cuando la empresa ya se haya constituido con anterioridad. En el caso de no estarlo será preciso escoger una forma societaria y realizar los trámites necesarios para sus creación.