Nuevas Franquicias

7 tips para superar tu primer año como emprendedor

El primer año como emprendedor es crucial para ver el futuro que tendrá ese negocio en el mercado. No importa el proyecto que el autoempleado ponga en marcha, ya sea creando su modelo de negocio, convirtiéndose en franquiciado u operando como autónomo su primer año va a ser duro, por eso te dejamos una serie de consejos que te ayudarán a superar estos 365 días.

Estos consejos te ayudarán a concentrar toda tu energía y todos tus esfuerzos en conseguir un objetivo que te ayudará a establecer tu empresa durante el primer año, que es la etapa más dura de convertirse en un emprendedor:

1-. No tener miedo a arriesgarse: con el tiempo verás que vas a tener que tomar grandes decisiones como contratar más gente, expandirse internacionalmente, incluir nuevos productos… Es importante que en estos aspectos confíes en tu instinto.

2-. Mantener la calma: muy relacionado con el apartado anterior. No tomes grandes decisiones nervioso, primero estudia todas las vías y elige la que mejor se amolde a tu situación.

3-. Perseguir los objetivos marcados: es muy importante cumplir los objetivos marcados tanto a nivel personal (produce una satisfacción de trabajo bien hecho), como a nivel profesional (la empresa va por buen camino). Lo importante aquí es ponerse unos objetivos y unas metas alcanzables.

4-. Trabajar sin horarios: emprender requiere una gran constancia y un gran esfuerzo los 7 días de la semana, pero eso no implica que no puedas divertirte, descansar, hacer ejercicios y mantener con buena salud mental y física.

5-. Buscar ayudas: el Estado y diferentes empresas ofrecen a los emprendedores ayudas económicas para que puedan continuar en el mercado. Si tu proyecto es bueno, no durarán en apostar por ti.

6-. Confianza: es una de las claves para llevar bien un negocio. Si el empresario no confía en si mismo y si no confía en el producto o en el servicio ¿cómo va una empresa a invertir en ello?, ¿por qué lo querría comprar un cliente?. Mantén siempre la seguridad y la confianza en tu proyecto y si flaquea en algún aspecto busca una solución.

7-. Humildad: aunque la empresa vaya muy bien durante los primeros meses es importante regular los gastos y no gastar por encima de las posibilidades. Asegura los ingresos, los suelos y los gastos de trimestres futuros antes de invertir.