Nuevas Franquicias

Cómo ser autónomo sin darse de alta

Cuando un trabajador decide ofrecer un servicio por el cual quiere obtener un beneficio económico, piensa que la única posibilidad para llevar a cabo esta tarea es darse de alta como autónomo en la Seguridad Social. Pero esta no es la única posibilidad, hay diversas profesiones que se pueden englobar en torno a un Colegio Profesional.

Un Colegio Profesional posibilita que los miembros del mismo puedan acogerse a las mutualidades propias como si fuese un sistema alternativo. El funcionamiento de este régimen es similar al de los trabajadores por cuenta ajena en la Seguridad Social en cuanto a las pensiones por jubilación, la incapacidad laboral transitoria, la viudedad…

Pero hay que señalar que no se pueden confundir los términos y pensar que estas mutualidades funcionan como lo harían en las aseguradoras privadas.

En la página web de la Seguridad Social aparece explícitamente que no es obligatorio darse de alta como autónomo en el caso de que los colegiados que “opten o hubieran optado por incorporarse a la Mutualidad de Previsión Social que pudiera tener establecida el correspondiente Colegio Profesional”, siempre que esta mutualidad se hubiese constituido antes de 1995.

Sin embargo cuando un colegiado decida inscribirse como autónomo en la Seguridad Social, este no tendrán la posibilidad de acogerse a la mutualidad como régimen alternativo sino como sistema complementario; así que deberá continuar su carrera como autónomo.

Entre las profesiones que pueden beneficiarse de esta mutualidad son los abogados, químicos, ingenieros, arquitectos, arquitectos superiores, arquitectos técnicos, gestores administrativos, peritos técnicos, procuradores y médicos.

En los últimos años los mutualistas de los Colegios Profesionales han visto como su situación ha mejorado y se ha igualado a la de los trabajadores autónomos en cuanto a derechos. Entre los avances que han obtenido destacan la admisión de la capitalización por desempleo en los pagos de las cuotas a la Seguridad Social y el reconocimiento a los mutualistas del derecho a asistencia médica por parte de la Seguridad Social; antiguamente estos trabajadores debían contratar seguros privados.

Los Colegios Profesionales vinculados a las profesiones mencionadas, pueden ser una buena opción para aquellos trabajadores que busquen ser independientes, ya que tendrían condiciones similares a los trabajadores autónomos gracias a inscribirse como mutualistas.