Nuevas Franquicias

¿El aspecto físico determina la carrera profesional?

LetsBonus ha elaborado un estudio entre casi 5.000 usuarios de toda España llamado “Los españoles y el uso de tratamientos estéticos” en el cual se analiza la percepción y el uso de los tratamientos de belleza y bienestar por parte de los españoles.

El 97% afirman que tener buen aspecto favorece la carrera profesional, prácticamente los mismos quecreen que hoy en día es imperativo tener buen aspecto. Y es que nueve de cada diez dicen fijarse en el aspecto de los demás. Por otro lado, el 60% considera que cuidarse es un hábito sano y fundamental para el bienestar.

Por sexos, los españoles lo tenemos claro: a las mujeres se les exige un mayor cuidado físico. Así lo afirman dos de cada tres encuestados. Este porcentaje se reduce a la mitad (33%) que consideran que se pide un cuidado físico a hombres y mujeres por igual, y tan sólo el 0,43% piensa que se les exige un cuidado físico mayor a los hombres.

Concretamente este estudio pone de manifiesto que más del 60% de los españoles se gastan entre 10 y 50€ al mes en tratamientos de belleza y bienestar, tanto hombres como mujeres. Los tratamientos más utilizados en España son, en primer lugar, los relacionados con cortes o tintes de pelo (73%), los masajes relajantes (66%) y los tratamientos faciales no invasivos como la limpieza facial o la radiofrecuencia (61%).

Por parte del cuerpo, los hombres afirman cuidarse lo que más la cara (43%) y el pelo (42%), seguido de cerca por la espalda (36%). En el caso de las mujeres, el resultado es similar aunque con porcentajes más altos, la cara (68%), el pelo (64%) y las manos (38%).

Los españoles consideran que realizarse tratamientos de belleza y bienestar ya no es exclusivo de unos pocos. Así lo confirman el 87% de los encuestados, que consideran que este tipo de acciones se han democratizado en los últimos años. Casi el 80% de los encuestados a nivel nacional afirman realizarse más tratamientos de belleza y bienestar ahora gracias a las facilidades que ofrece Internet. Para adquirir este tipo de tratamientos, las mujeres se confiesan especialmente asiduas a webs de descuentos mientras que, en el caso de los hombres, recurren a estos canales un 20% menos que ellas.