Nuevas Franquicias

La confianza del emprendedor: se crea, se desarrolla y se transmite

Confianza del emprendedorDurante esta difícil etapa económica, el autoempleo se ha convertido en una salida laboral para muchas personas en situación de desempleo. Estos nuevos emprendedores, en ocasiones tienen dudas de su propia potencialidad como emprendedores y de su preparación académica para la actividad que realizarán. La confianza es fundamental para que la idea de negocio salga adelante y así transmitirlo a clientes, proveedores e inversores.

Con probabilidad, la confianza creada alrededor de un proyecto empresarial aumenta la posibilidad de éxito para cualquier tipo de emprendimiento y que nace de la pasión por un proyecto, el conocimiento que se tenga acerca del proyecto y los recursos que se necesitan, cómo conseguirlos y cómo utilizarlos.

Esta confianza ha de hacer calado no solo en la mente del propio emprendedor, si no que también ha de traspasar más allá, generando un entorno basado en la confianza, de modo que, sus integrantes: clientes, proveedores, inversores y miembros del equipo empresarial, perciban esas señales de confianza de modo que, ante conflictos y dificultades que se encuentren en el camino, cuenten con la capacidad emocional suficiente para enfrentarlos de la mejor manera y llegar a resolverlos desde un paradigma adecuado.

Un clima de confianza se plantea como un sistema más de gestión que permite al emprendedor tener más oportunidad de éxito en su proyecto a corto, medio y largo plazo, además de mejorar su calidad tanto de vida laboral como profesional.

Como conseguir la confianza emprendedora:

  • Compartiendo el conocimiento con su entorno, dejando el aprendizaje se desarrolle de manera natural, fomentando la curiosidad y explorando a otras personas, aprendiendo de las propias potencialidades de cada uno.
  • Fomentando la transparencia y reconocer tanto logros individuales como de un equipo. Saber reconocer los errores propios como parte de un proceso de aprendizaje.
  • Sabiendo transmitir las expectativas e ilusión por la idea de negocio, esa emoción se contagiará, pues el ver creciendo un negocio resulta excitante para todo un equipo.

Es importante también ponerse en contacto con empresarios existentes, pues la puesta en común de las distintas fases de emprendimiento permite crear una atmósfera que enriquezca la confianza y la motivación del proyecto emprendedor que se verá contagiado de la ambición de otras experiencias de éxito empresarial.

Las habilidades empresariales se transmitirán si en el entorno se ha generado un clima de confianza y se potenciarán si durante todo el proceso emprendedor, se observan otros ejemplos positivos que alienten y desarrollen la confianza empresarial.