Nuevas Franquicias

¿Se puede ser un autoempleado y un asalariado a la vez?

Esta es una de las preguntas que muchos trabajadores se hacen, porque están trabajando como asalariados, pero tienen la idea de un negocio, de una empresa, del autoempleo en mente. Para todos ellos, la respuesta es si.

Si, se puede ser un trabajador asalariado y un autoempleado a la vez desde la Ley de Emprendedores aprobada en mayo del 2013 por la cual la normativa permite a los trabajadores asalariados trabajar por cuenta propia. De manera que los asalariados que se inscriban en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos, estén en una situación de pluri-actividad, donde podrán elegir una cotización del 50% durante los primeros 18 meses y un 75% durante los 18 meses.

El motivo de esta situación no tiene que ser específico, ni estar sujeto a ciertos requisitos; puede ser porque la jornada como asalariado sea de tiempo parcial, que quiera convertir su hobbie en un negocio o porque necesite ingresos extras. Pero es posible tener un negocio y trabajar para una empresa.

La cuota que deberán pagar estos “pluriempleados” será menor, que si su inscripción fuese como un autónomo particular, pues está cotizando por otro lado. Durante los primeros 18 meses tendrá una reducción de hasta el 50% sobre la base mínima; y durante los siguientes 18 meses se incremente la reducción sobre la base mínima hasta un 75%.

Esta particular situación debe estar reflejada en Hacienda y en la Seguridad Social, no se puede actuar al margen de la legalidad. Ya que en el momento en el que surja algún problema con el trabajo, no se podrá dar parte, ni reclamarlo pues no se están cumpliendo con los obligaciones legales.

Esta normativa da la oportunidad a los emprendedores a poder arriesgarse y apostar por el autoempleo, pero teniendo una base y una seguridad económica y laboral detrás.