Nuevas Franquicias

7 ayudas para que los autónomos paguen menos

En la actualidad la Seguridad Social realiza una serie de bonificaciones o reducciones en las cotizaciones sociales que tienen que pagar los autónomo. En concreto son 7 las ayudas y están destinadas a colectivos determinados.

Las 7 ayudas disponibles para que los autónomos paguen menos en sus cotizaciones a la Seguridad Social están enfocadas a colectivos como: autoempleados menores de 30 años, discapacitados, mujeres, autoempleados que quieren contratar asalariados para conciliar la vida familiar o nuevos autónomos.

Estas son las 7 ayudas de las que pueden disfrutar, si cumplen los requisitos, los autoempleados:

1-. Los nuevos trabajadores autónomos

Los autoempleados que se hayan dado de alta y que no hubieran estado afiliados al RETA durante los últimos 5 años, podrán conseguir una reducción durante 18 meses de la base mensual de cotización.

Si el trabajador ha optado por la base mínima de cotización (893,10 €/mes) podrá cotizar con la tarifa plana de 50 € mensuales por contingencias comunes, en la que se incluye la incapacidad temporal durante los 6 meses inmediatos a la fecha en la que se dio de alta.

Si el trabajador ha optado por una base de cotización superior a la mínima, durante los primeros 6 meses tendrá una reducción mínima del 80%.

Pasados los 6 meses, para ambos tipos de trabajadores, se podrán un descuento sobre la cuota de contingencias comunes durante otros 12 meses como máximo, se podrá: reducir el 50% de la cuota durante los seis meses siguientes al primer semestre de alta, reducir el 30% de la cuota durante los tres meses siguientes (entre los meses 13 y 15 de alta), y una última bonificación del 30% de la cuota entre los meses 16 y 18.

2-. Trabajadores menores de 30 o mujeres menores de 35 que se den de alta en el RETA

Para acceder a la bonificación es necesario que sea la primera vez que se dan de alta en los último 5 años. Este colectivo puede acceder a una bonificación equivalente al 30 % de la cuota por contingencias comunes, en el que se incluye la incapacidad temporal entre los 19 y 30 meses pasados la fecha de alta inicial.

3-. Los autónomos que contraten un asalariado

Esta ayuda está destinada a los autoempleados que quieran contratar a un asalariado a tiempo completo o parcial para cuidar a menores o por tener a su cargo a un familiar por consanguinidad o afinidad hasta el 2º grado.

En estos casos la bonificación serán del 100 % si es a tiempo completo o del 50 % si es a tiempo parcial, de la cuota por contingencias comunes que resulte de aplicar el tipo mínimo de cotización vigente en la ley a la base media del trabajador de los 12 meses anteriores a esa bonificación. Y si lleva menos de 12 meses en el RETA, la base media de calculará desde la fecha de alta.

Esta ayuda tiene una duración de 12 meses y el asalariado tener un contrato de al menos 3 meses.

4-. Autónomo que contraten a familiares: autónomo colaborador

Podrán disfrutar de una reducción del 50 % de la cuota (que resultará de aplicar el tipo de cotización vigente sobre la base mínima de cotización de eses año) durante 18 meses, y del 25 % durante los 6 meses siguientes.

5-. Para los nuevos autónomos que no hayan estado inscritos en el RETA durante al menos 5 años y que tenga un grado de discapacidad, sean víctimas de violencia de género o terrorismo.

Si estos autoempleados deciden escoger la base mínima de cotización, se les ampliará la tarifa plana de 50 € mensuales a 12 meses, en lugar de 6 meses.

Si estos autoempleados deciden escoger una base de cotización superior a la mínima se les ampliará también la reducción del 80% de la cuota elegida a 12 meses. Pasados 24 meses deberá pagar solo el 50 % entre el meses 25 y el 48 desde la fecha de inicio de alta; de esta forma tiene un máximo de 5 años de bonificación

6-. Por maternidad o paternidad

Los autoempleados que acaben de tener un hijo estarán exentos de cotizar por el 100 % de la cuota que resulte de aplicación sobre la base mínima o fija que establezca la ley.

7-. Autónomos de Ceuta y Melilla

Esta ayuda está establecida por un tiempo indefinido y los autónomos que opten por ella tendrán una bonificación del 50 % en su base de cotización por contingencias comunes si operan en el sector del comercio, la hostelería, el turismo y la industria (excepto energía y agua)