Franquicias y negocios para invertir

Aemol Consulting, una franquicia con inversión de bajo coste

Aemol Consulting es una franquicia consultora técnico-legal para empresas, profesionales y autónomos. También proporcionan servicios como Ley de protección de datos personales, garantías jurídicas y seguro GarantiDato.

La franquicia Aemol Consulting que cuenta con más de 14 años de experiencia en el sector de la consultoría y actualmente, tiene más de 20 mil clientes.

Características del negocio

Se trata de una franquicia en la que para trabajar con ellos es necesaria una inversión de 3.000 euros, con opción a corner. La duración del contrato con la cadena de franquicias Aemol Consulting es de 5 años y no es necesario que el local tenga una dimensión mínima. Además es preciso tener un marcado carácter y algo de experiencia comercial.

La franquicia Aemol Consulting cuenta con un total de 10 locales de los cuales todos están en régimen de franquicia.

Factores para invertir en una franquicia de Aemol Consulting

Si estás interesado en montar una franquicia, con un bajo coste de inversión y con la garantía de una marca ya probada en el mercado, Aemol Consulting es lo que buscas. Estas son las ventajas que la franquicia te ofrece:

  • Sin necesidad de un local
  • Sin necesidad de inversiones en alquileres
  • Sin obras
  • Sin stock
  • Sin riesgos
  • Clientela profesional y empresarial
  • Bajo coste de implantación
  • Formación continuada
  • Financiación bancaria o directa
  • Ellos aportan los conocimientos técnicos y legales a los franquiciados

El sector de la consultoría en franquicia

Este sector está afianzando su presencia en el mercado gracias al desarrollo de una economía de servicios en la que el conocimiento es un valor fundamental para competir.

La consultoría española crece en torno al 0.9% cada año y cuenta con un porcentaje de ingresos nacionales que ronda el 78.5%. En este sector se ha vivido una evolución, ya que el cerco se ha extendido desde la tradicional consultoría puramente económica, hasta ofrecer nuevos servicios relacionados con la innovación, la optimización de recursos, la mejora de la competitividad, la calidad del servicio, entre otros.

Podemos encontrar tres tipos de negocio en este sector:

  1. Empresas cuya actividad ha evolucionado en la línea de la ampliación de sus servicios, para dar cabida a las nuevas necesidades del mercado.
  2. Empresas no focalizadas en un mercado concreto, pero sí especializadas en consultoría estratégica y de gestión.
  3. Empresas de consultoría especializada en determinados negocios o sectores del mercado.