Nuevas Franquicias

BM Shop, una franquicia cómoda y rentable

La franquicia BM ofrece un modelo de negocio que da la oportunidad a las personas que residen en el País Vasco, Cantabria, Navarra y Rioja de trabajar con ellos. La rentabilidad con ellos es segura, gracias a los márgenes con los que trabaja y a la eficacia de su gestión.

Se trata de un supermercado de barrio, que reúne todas las características de una compra de proximidad, como es la facilidad, comodidad, marcas líderes, precios competitivos, entre otras.

Características del negocio

Se trata de una franquicia cómoda y rentable para todo aquel franquiciado interesado en trabajar con ellos, por las siguientes características del negocio:

  • Se necesita una inversión total de 1.000 euros por metro cuadrado y un royalty de un 1% de las ventas sin IVA.
  • También se requiere de un local de un tamaño medio, a partir de 250 metros cuadrados y para la población mínima se hace un estudio de mercado.
  • El contrato con la franquicia es de 5 años renovable año a año hasta los 10 años.

Factores clave para invertir en BM

En la franquicia BM le ofrecen numerosas facilidades financieras al franquiciado para que llevar a cabo su negocio le resulte mucho más fácil. Ponen a disposición del franquiciado todas las herramientas necesarias para que pueda vender más, como publicidad, folletos, etc. Además:

  • El tamaño del local que se necesita es cómodo, a partir de 250 m². Un tamaño medio que coincide con muchos de los locales que hay en miles de los barrios de nuestros pueblos y ciudades.
  • Carnicería y frutería: dos secciones que garanticen siempre producto fresco en su punto y optimicen la inversión en producto perecedero.
  • Marcas líderes: una selección de más de 4.000 referencias de marcas líderes con mayor rotación del mercado.
  • Libertad de horarios: porque cada barrio es diferente, y cada emprendedor es distinto.

Sector de la alimentación en franquicia

Las franquicias de supermercados viven un momento dulce, de gran crecimiento y expansión gracias a la entrada de grandes operadores en el ámbito de la alimentación. Estas cadenas, centradas hasta ahora en las grandes superficies, han visto en la franquicia la fórmula ideal para crecer en formatos más pequeños, tanto en grandes supermercados, como en locales más pequeños y urbanos, también denominados Express.

Por último las potentes imágenes de marca generadas a través de las grandes superficies han colaborado a generar confianza en el inversor, que ven respaldada su inversión por grandes grupos internacionales.