Nuevas Franquicias

La británica Toni & Guy busca profesionales para crecer como franquicia en España

Pura “creación artística” llevada al mundo de la peluquería. Así se define la cadena británica Toni & Guy, creada por Toni Mascolo hace más de 40 años y que desde hace tres cuenta con un salón y una academia de formación en España, concretamente en Valencia.

El afán por la creatividad y la innovación son las primeras premisas de esta red de peluquerías, que cuenta con más de 400 salones repartidos entre 41 países de todo el mundo y cerca de 30 academias donde se forman más de 7.000 alumnos. Además, la marca, patrocinadora oficial de la Fashion Week de Londres, tiene el honor de contar con un equipo artístico galardonado once veces consecutivas.

Un equipo artístico en el que trabajó precisamente José Boix, formado durante seis años en la academia de Toni & Guy y que en 2006 regresaba a España como máster franquiciado y director general de la cadena en nuestro mercado.

Tras unos años de consolidación del proyecto, la cadena se plantea ahora su desarrollo en franquicia por toda la Península, siendo prioritarios la zona de Levante –debido a la cercanía con su escuela de formación–, y las ciudades de Barcelona y Madrid. Boix quiere aprovechar “la situación económica actual para mostrar a los profesionales del sector que la mejor opción para evolucionar hoy por hoy es unirse a una de las empresas más consolidadas a nivel mundial, y en plena expansión por España”.

Para montar un salón Toni & Guy se requiere una inversión estimada de entre 120.000 y 150.000 euros, con una cuota de adhesión de 8.000 euros. El royalty de explotación es de 1.600 euros al mes, y no existe canon de publicidad. La cadena busca a sus franquiciados entre profesionales “con conocimientos, aptitudes y ganas de crecer empresarial y creativamente en el sector de la peluquería española”.