Nuevas Franquicias

La franquicia Recicla y Gana como idea de autoempleo

La cadena de franquicias Recicla y Gana se basa en un plan de negocio que consiste en cuatro máquinas con tecnología exclusiva y patentada, donde cada una de las cuales recoge productos como aceite vegetal usado, prendas de vestir, tóner y cartuchos de tinta, móviles y tablets, entre otros.

Cada una de las máquinas contiene un lector de códigos de usuario a través del cual se identifica a la persona. Estas máquinas imprimen una etiqueta con dos partes, una con el resguardo de la operación y la otra que sirve para pegarla en el producto que se introduce en la máquina.

Las franquicias de Recicla y Gana están formadas por diferentes elementos, entre ellos, destaca la facha principal en la que se informa de la plataforma y añade publicidad. A esto va sumado el indicador de la reducción de emisiones de CO2.

Características del negocio

Para ser propietario de una franquicia de Recicla y Gana, uno tiene que estar dispuesto a hacer una inversión total de 38.700 euros, más gastos de IVA. El royalty a pagar es de un 3%. Se necesita un local de 40 metros cuadrados que cuente con una fachada exterior de 3 metros y una población mínima de 20.000 habitantes. El contrato con este tipo de franquicias tiene una duración de 5 años.

Factores Clave para invertir en Recicla y Gana

Se trata de un negocio que da servicio a otros negocios, por tanto, conforme la economía se va recuperando, el número de empresas aumenta y a su vez los servicios que estas empresas solicitan.

Lo bueno de ser autoempleado en Recicla y Gana, es que solo tienes que hacer una inversión principal, sin pagar cánones de entrada ni de publicidad.

Además de contar con las cuatro máquinas de reciclaje, también incluye una máquina de productos medioambientales, una zona de reciclaje de pilas y baterías, una zona de recuperación de lámparas usadas y una sección publicitaria para el apadrinamiento de animales, plantas, etc.

Sector del reciclaje en franquicias

El sector de reciclaje y consumibles se presenta como un mercado en plena expansión que destaca cada vez más por la gran preocupación que existe entre las franquicias, hoy en día, por la protección del medio ambiente.

En el año 2014, la Federación Española de Recuperación y Reciclaje (FER), confirmó que la industria del reciclado estaba afectada a causa de la coyuntura económica. Sin embargo, los datos demostraron que lejos de quebrar, consecuencia de la crisis, el negocio del reciclaje, junto al del respeto por el medio ambiente, se ha posicionado en nuestro país como un pilar importante de fuentes de ingresos, negocio y empleo.

Se trata de un sector que aporta un 2% de Producto Interior Bruto en España y factura más de 5.000 millones de euros al año. Además, crea más de 30.000 puestos de trabajo directos y unos 100.000 indirectos.