Nuevas Franquicias

Nibble: pequeños bocados de un gran negocio en franquicia

franquicia Nibble

Nibble en inglés significa “mordisquito, bocadito”. Y es el original y llamativo nombre elegido por esta franquicia de restauración basada en el concepto “good food”. O como ellos prefieren llamarlo: “slow fast food”. Comida rápida, pero de calidad. Sana y, a la vez, sabrosa. Y presentada en un formato informal. Una gran idea para el autoempleo.

Características del negocio

Las principales características a tener en cuenta a la hora de abrir una franquicia Nibble son:

  1. Una inversión de entre 800 y 1.200€/m2, con un canon de entrada de 19.500€.
  2. Una duración del contrato de franquicia de 10 años prorrogables.
  3. Un local de 75 m2 mínimo.
  4. Un royalty del 5% y un canon de publicidad del 2%.

Factores clave para invertir en Nibble

La revolución ha llegado al mundo de la hostelería. La franquicia Nibble aporta una gran bocanada de aire fresco a la gastronomía y a la oferta de restauración española. Sus locales son diferentes, modernos, con una carta original y con un trato agradable y cercano. Y, sobre todo, ofrecen productos muy cuidados. Apuestan por una alimentación sana, natural, con producto fresco de alta calidad y salsas naturales. Todo hecho en su obrador propio.

Así, los platos de la franquicia Nibble se elaboran en una base de galleta salada de elaboración propia. Sobre ella se ponen diferentes ingredientes, como steak tartar, tartar de atún o de salón, o magret de pato. Todo por precios que rondan los 5-6€. En esto radica la filosofía de un Nibb: innovación, producto natural, calidad, salud, precio ajustado y sabor.

Este innovador concepto de restauración “slow fast food” de Nibble comenzó a funcionar hace unos meses. En este tiempo, la acogida ha sido tan buena que la franquicia ya está realizando las primeras entrevistas con potenciales franquiciados.

Sector de la restauración en franquicia

El sector de la restauración es uno de los principales motores de crecimiento de la economía española. De hecho, ha cerrado 2016 con un crecimiento del 7%, frente al 3,5% previsto. Para este 2017, se espera una positiva evolución en el sector de la restauración. De hecho, la previsión es que cierre el año con crecimiento del entorno del 6%.

En cuanto a la cifra de negocios, aumentó el pasado ejercicio un 6,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, el Índice de Precios al Consumo (IPC) del sector de la restauración terminó 2016 con un aumento del 1,1%, tras crecer una media mensual del 0,1% durante todo el año.

Atendiendo a los datos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), las franquicias de restauración facturaron 5.454 millones de euros en 2016. Son datos de su informe estadístico “La Franquicia en España”. Del mismo también se extrae que en nuestro país hay 187 enseñas, que cuentan con 8.653 establecimientos. Las mismas dan empleo a 60.701 personas.