Nuevas Franquicias

Un bar donde coser, coser en un bar

Si echamos la vista al pasado nos damos cuenta que tareas como coser, han perdido su cotidianidad, su importancia; pero siguen estando presentes porque la gente no ha dejado de coser. Llega un punto en el que hay que coger esa actividad, reformarla y darle un nuevo enfoque; así surgen los bares con máquinas de coser, donde la gente va, se toma su café y hace el dobladillo de sus pantalones.

Coser deja de ser una tarea solitaria y de a uno, para convertirse en una actividad de ocio que se realiza en los bares. La idea de este modelo de negocio es ofrecer un sitio tranquilo donde la gente pueda coser su ropa y así ahorrarse el dinero que le supondría comprar una máquina de coser; además tienen el incentivo de que no están solos y pueden disfrutar de un buen café o té.

Lo que necesitas para montar un bar donde poder coser es:

-Máquinas de coser: indispensables para montar el negocio. Para obtenerlas puedes realizar un pequeña inversión y comprarlas; o puedes pedirlas prestadas a familiares y conocidos que no las utilicen, o incluso puedes informarte de antiguos talleres de costura y transformarlos.

-Un local amplio: se necesita un local amplio y espacioso donde poder colocar las mesas con las máquinas de coser, para que la gente pueda trabajar sin molestarse los unos a los otros y el ruido de las máquinas no se vuelva molesto.

-Office: aquí se incluyen todos los elementos necesarios que tengan que ver con el bar y con los servicios que vayamos a ofrecer: una buena cafetera, una gran gama de tes, algunas pastas o galletas, zumos, etc. Sin necesidad de salida de humos

-Decoración: el ambiente del local debe ser idóneo para la tarea que se va a realizar, por lo tanto es indispensable una decoración que combine el estilo retro con el moderno, que sea acogedor y transmita tranquilidad.

-Herramientas: aparte de ofrecer a los clientes la máquina de coser y alguna bebida; el local debe disponer de toda clase de hilos, agujas, dedales…y todos los utensilios y herramientas necesarios para llevar a cabo la tarea.

-Localización: algo fundamental para el buen funcionamiento del local, debe estar situada en un barrio donde se mueva la gente joven, con gustos por el vintage y que busque recuperar los quehaceres antiguos.

-Ofrecer cursos: para atraer a más clientela se pueden ofrecer cursos de costura para que la gente que no sabe coser aprenda, o para que la gente que ya tenga los conocimientos básicos aprenda nuevas técnicas o fórmulas.

-Ingresos: por la venta de los servicios de hostelería que se ofrezcan y por el uso de las herramientas cómo la máquina de coser, así como por los cursos o asesoramiento.

-La forma de pago: puede ser por tiempo de uso de las máquinas o por bono mensual, si hay clientes muy asiduos.

El triunfo del DiY de los blogs de modas, junto con la creación de series con protagonistas que diseñan su propia ropa, ha incentivado la creación de una nueva generación que le gusta coser, arreglar o diseñar su propia ropa pero que no tienen el presupuesto para comprar una máquina de coser. Este tipo de locales les sirve para poder coser tranquilamente, con gente con los mismos gustos y que encima pueden disfrutar de un buen café.

El objetivo principal es conseguir una mayor fidelización del cliente de 2 o 3 años, gracias a la relación calidad precio de nuestros servicios, pero también al hecho de formar parte de una comunidad que tiene los mismos gustos.