Nuevas Franquicias

Ve a trabajar sonriendo con la franquicia Hi

Se trata de la franquicia de moda boho chick que rompe tendencias. Si vives y disfrutas de la moda con estilo indi o ibicenco, con glamour, esta es la franquicia que estabas buscando.

La franquicia Hi cuenta con 5 años de experiencia en el sector de la moda y todos los días desde su inicio, sus franquiciados y sus trabajadores van a trabajar con una sonrisa, gracias al sencillo sistema de gestión con el que trabaja la marca, que evita más de un dolor de cabeza y le permite a cualquier persona, sin experiencia, que esté interesada en el sector, llevar a acabo su negocio sin problema.

Características del negocio

Para unirte a la familia de la franquicia Hi es necesario que tengas en cuenta los siguientes requisitos:

  • Una inversión total de 50.000 euros y un canon de entrada de 20.000 euros.
  • No tienes que pagar royalty, pero sí un 2% de canon de publicidad.
  • Es necesario un local de 85 metros cuadrados mínimo y una población de 30.000 habitantes.
  • El contrato con la franquicia tiene una duración de 4 años.

Factores Clave para invertir en Hi

Montar una franquicia de moda con la marca Hi es tarea fácil, puesto que la enseña te da la formación y el coaching necesarios para dirigir, controlar y rentabilizar el negocio lo máximo posible.

Sector de la moda en franquicia

Las franquicias de moda en España conforman una industria muy potente y dinamizadora de la economía. El modelo de la franquicia es uno de los sectores más sobresalientes, contando con un gran número de grandes franquicias y marcas tanto nacionales como internacionales. En general, en torno a unas 2.910 empresas componen este tejido industrial que factura en torno a 3.950 millones de euros anuales.

Las firmas españolas han apostado claramente por las franquicias de moda como pilar básico en sus políticas de crecimiento tanto a nivel nacional como internacional, y mediante este modelo de negocio han aprovechado el buen momento que vive el sector textil. Además es un sector que permite un amplio abanico de posibilidades puesto que el público objetivo al que va destinado este tipo de productos puede ir desde la moda de bebé, pasando por la infantil o adolescente, hasta la de mujer y hombre.