Nuevas Franquicias

Vending y publicidad, dos formas de negocio ideales para el autoempleo

VendingEn los últimos años el desarrollo que ha experimentado la demanda de estos productos de vending se ha apoyado, entre otros aspectos, en la existencia de un hueco de mercado que hasta hace poco tiempo no había sido cubierto: la venta de productos en horarios y/o lugares en los que no existen comercios de carácter tradicional, hecho que en muchas ocasiones, se encuentra vinculado a la falta de personal para la gestión de un negocio de corte tradicional.

En cualquier caso, es necesario destacar que las empresas de vending presentes en esta actividad han sabido definir estrategias de aportación de valor a los consumidores, por ejemplo, en la constante innovación del producto y el desarrollo de la imagen de las máquinas expendedoras. Para ello habrán de apoyarse en sus potentes departamentos de I+D, una pieza clave para estas compañías franquiciadoras.

Las redes españolas casi monopolizan el mercado, con 8 de las 9 centrales, por una representante extranjera. Unas cadenas que ya ven pequeño el mercado nacional, como demuestra que el 50%, ya operan fuera de España. Por último, destacar que el 97,8% de las máquinas instaladas corresponden
a franquiciados.

La publicidad, con el autoempleo

La importancia que el márketing está cobrando en los últimos tiempos de cara a dar a conocer una marca, una empresa y en definitiva, un producto, ha contribuido a la aparición de multitud de compañías dedicadas a la creación de imagen, desarrollo, consolidación y lanzamiento de estas
nuevas propuestas.

Las enseñas que operan el sector de publicidad realizan promociones a través de eventos, a través del diseño de cartelería y material corporativo, rotulación e incluso una insólita apuesta de márketing olfativo, de la mano de la enseña Aromarketing. Una inabarcable cantidad de propuestas que permiten configurar
un sector ciertamente plural, permitiendo así a los inversores elegir entre un amplio abanico de conceptos.

Todo apunta a que a medida que el sector se vaya desarrollando permitirá la entrada de nuevas enseñas, mientras que el número de establecimientos de las ya existentes sigue evolucionando de forma positiva.

La baja inversión y la posibilidad de operar el negocio desde casa son algunas de las características que tienen en común la mayoría de estas 14 centrales, que se reparten 383 unidades de negocio, casi 150 más que el pasado ejercicio.