Nuevas Franquicias

Globalíder inaugura el primer centro integral de internacionalización de empresas de España

Globalider, promotora de negocios internacionales, invierte en Algeciras casi 2 millones de euros, en lo que será, en el mes de junio, el primer Centro Integral de Internacionalización de Empresas de España.

La compañía española ubica la central de servicios de apoyo a sus delegaciones territoriales, en Algeciras, Cádiz, justo al lado del Puerto de la Ciudad, el más importante de España en tráfico de contenedores y el mejor ubicado geoestratégicamente en la relación con los mercados emergentes. En estas instalaciones, Globalíder ubica su almacén logístico de consolidación y despacho de mercadería, así como una fábrica de acondicionamiento de producto básico alimentario, que exportará 1 millón de kilos de alimentos hacia West África. Todo ello en una superficie de más de 3.000 metros cuadrados.

Globalider cuenta con un departamento propio de I+D+i), así como una ingeniería de desarrollo aplicada a la internacionalización. En la actividad industrial recibió la financiación parcial del Ministerio de Industria, a través del Plan REINDUS 2012, y de la Agencia IDEA de la Junta de Andalucía.

Globalider nació en 2009, tras concentrar su actividad durante 4 años en mercados exteriores, a través de filiales extranjeras o participación en otras empresas que han conseguido abarcar canales de distribución con más de 500 millones de potenciales consumidores. Sus directivos acumulan una dilatada experiencia en comercio internacional, habiendo abierto delegaciones en 17 mercados internacionales entre los que destacan los situados en mercados asiáticos emergentes, en África Subsahariana y América Latina. Globalider cuenta con delegaciones en diversos países de África del Oeste, en el Magreb, en Medio Oriente, en China, en Bangladesh, etc. Ha iniciado también el proceso de implantación en países de la Alianza del Pacífico, como Chile, Perú, Colombia y México.

En octubre de 2012 arrancó su proceso de expansión en España. La compañía ofrece a las empresas españolas la oportunidad de descubrir nuevos mercados para su implantación y crecimiento, lo que se está convirtiendo en un verdadero antídoto contra la crisis. A través, por ejemplo, del servicio “Globalider Integral”, que comercializa la red territorial, se orienta a la empresa hacia un mercado concreto, analizando su punto de partida y las posibilidades de crecimiento; durante varios meses.

Además, un amplio equipo profesional trabaja en la preparación integral de la empresa hacia un nuevo mercado emergente, incluyéndo fases como la prueba de producto o servicio, la presentación de la empresa en el mercado o la captación de clientes importadores. Este servicio, incluye además una misión comercial al país objetivo, gestionándose en sucesivas acciones la implantación y representación de la empresa en el exterior. Con el sistema de trabajo de Globalider, el cliente está acompañado y asesorado en su proceso de internacionalización en todo momento, tanto en España como en el mercado de destino, donde Globalider tiene presencia efectiva.

Actualmente la compañía pilota el proceso de internacionalización de empresas españolas de todo tipo: constructoras, fabricantes agroalimentarios, de fertilizantes, de maquinaria, productores de paneles de aislamiento, consultores de ingeniería, arquitectos, diseñadores gráficos, etc. Como afirma el director general de Globalider, Francisco Casáus: “Toda empresa es susceptible de internacionalización, y quien no tenga vocación internacional tiende hoy día a desaparecer. La clave del éxito en la implantación exterior está en el proceso de internacionalización que debe contemplar aspectos financieros, técnicos, comerciales, de marketing y comunicación, de adaptación de producto o servicio al mercado de destino”. Continúa Casáus: “En Globalider, después de varios años conociendo mercados, por todo el mundo, hemos aprendido más de los errores que se cometen, que de los aciertos... En la internacionalización se encuentran muchas dificultades, se trata de prever los riesgos y tener un verdadero plan de contingencia para cada dificultad. Para ser internacional -absolutamente necesario en nuestros tiempos- hace falta tener convicción, talento y motivación; pero es imprescindible también dar, al menos los primeros pasos, acompañados por profesionales conocedores del mercado de destino”.