Nuevas Franquicias

¿Cómo les afectará a los autoempleados las cláusulas suelo?

El pasado 21 de diciembre, vísperas de la tan esperada lotería de Navidad, a varios hipotecados les tocó por adelantado su particular Gordo de Navidad. Pues se ven obligados a devolver parte del dinero que habían ganado en años anteriores.

Esto se debe a que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea reconocía la retroactividad total sobre la nulidad de las cláusulas suelo, es decir, obliga a devolver, a todas las entidades, aquello que se ha cobrado en exceso por el desempeño de su actividad, que se estima en unos 4 mil millones de euros aproximadamente. Esta devolución se tiene que hacer desde el año de la firma del contrato y no desde el año 2013 como había comunicado el Tribunal Supremo de España.

La pregunta es, ¿afecta esta sentencia a las pymes y a los autónomos? De momento no está claro, pues el fallo solo se refiere a consumidores, así que habrá que determinar si el autoempleado o la pyme estaba actuando como un consumidor o como un profesional.

Respecto a la anterior pregunta, a muchas personas les surge esta otra, ¿cuándo se considera que un autoempleado actúa como profesional o como consumidor? La clave está en si la operación se ha realizado de forma habitual, puesto que si este tipo de operaciones se realiza de manera constante a corto plazo, se podría considerar que se está realizando una actividad profesional.

Bajo este supuesto, se podrían plantear otros condicionantes que podrían ser de aplicación para el caso de la nulidad de las cláusulas suelo, como el ánimo de lucro. Sin embargo, un profesional podría perfectamente haberse hipotecado con el fin de adquirir un local como inversión, donde el ánimo de lucro existe, pero la cláusula podría ser perfectamente nula al no detectarse una compra con carácter profesional.

En cualquier caso, para que la entidad haga la devolución del dinero cobrado de más por la aplicación de las cláusulas suelo, será necesario comenzar una acción judicial contra el banco y, durante el proceso, demostrar que como pymes o autoempleados actuaban como consumidores, y no como profesionales.