Nuevas Franquicias

Motivos, según la franquicia èggo, para renovar la cocina

franquicia èggo Kitchen House

En el último semestre, la franquicia èggo Kitchen House ha realizado un test a los 1.800 consumidores que han pasado por sus 4 tiendas de España. Del mismo se extrae que “cumplir un deseo o un sueño” es la principal motivación para renovar la cocina. Una razón que ha desbancado a la tradicional “necesidad por desgaste” o a la de “por quedarse anticuada”.

El último test realizado por la franquicia de autoempleo éggo Kitchen House entre los más de 1.800 consumidores que han pasado en los últimos seis meses por alguna de sus 4 tiendas en España, indica que el principal estímulo para renovar la cocina es “cumplir un deseo o un sueño”. Esta motivación se coloca por encima de la principal razón esgrimida hasta ahora por los usuarios. En su mayoría, aducían la “necesidad”, el “haber dejado de funcionar” o “la antigüedad” para realizar un cambio en esta estancia del hogar.

Alberto Terán, director Comercial y de Marketing de la franquicia èggo en España, considera que este resultado es un “indicativo claro de que la tendencia positiva del sector del mueble de cocina, iniciada a finales de 2013, se mantiene firme. Y todo gracias al incremento del mercado de la reforma y renovación del hogar”.

Participación activa

Otro dato de interés de la encuesta es la valoración positiva de poder participar en la planificación de su cocina. Es decir, poder tener un papel activo en el proceso de decisión y compra. Algo acorde a lo que sucede en otros países europeos, donde el sector retail está más evolucionado que en España. Por tanto, esta preferencia del consumidor pone de relieve la necesidad de modernizar los modelos tradicionales de venta. Así, las cadenas internacionales, como la franquicia de tiendas especializadas èggo, están introduciendo los nuevos patrones en nuestro país. Y lo están haciendo al facilitar el protagonismo del cliente en todo el proceso de comercialización.

Grandes superficies especializadas

Las opiniones de los visitantes de los showroom de la franquicia de autoempleo èggo también plantean un nuevo desafío para los distribuidores. Se decantan por establecimientos de mediana o gran superficie especializados en mobiliario de cocina, frente a la pequeña tienda tradicional. Un criterio que, para Terán, es fiel reflejo de la “necesaria revolución que aún precisa el sector en España. Y que ya está llegando de la mano de las grandes cadenas internacionales, que en sus países de origen hace tiempo que se enfrentaron a esta transformación”.

Cambio en la relación

Por último, otra demanda que comienza a tomar forma es la necesidad de un nuevo modelo de atención al cliente. Ésta viene provocada por el cambio radical que Internet y las redes sociales han introducido en los procesos de comercialización. Y es que permiten que los clientes puedan informarse, comparar y recomendar antes de acudir a las tiendas. Para el responsable comercial de la franquicia de autoempleo èggo, éste es uno de los aspectos clave a considerar. Y es que ha supuesto una revolución en la relación y la forma de trabajar con los consumidores. Si antes la relación era exclusivamente entre tienda-cliente, hoy impera la relación marca-tienda-cliente-entorno. El cliente “ya no solo sólo busca un producto y un precio. Demanda una experiencia de compra que se identifique con su forma de pensar y de relacionarse con el entorno”.